Magnífica película de Delmer Daves que nos muestra a Gary Cooper en un rol muy diferente al de aquel sheriff que interpretó en la también excelente "Solo ante el peligro". Esta vez encarna a Doc Frail, un peculiar médico, de toscos modales y con un pasado turbulento que llega a establecerse a un poblado minero. La cosa se complica cuando una diligencia es atacada y Frail tiene que hacerse cargo de la única superviviente, una inmigrante suiza interpretada por María Schell. Completan el reparto actores de la talla de Geore C. Scott y Karl Malden. Este último está brillante en su papel de paleto de la América profunda de instintos claramente básicos.

Si no eres fan del western esta es una película con la que puedes empezar, pues lo de menos en ella son las pistolas y los cowboys. Y si lo eres, seguro que ya la has visto. En caso contrario, ya tardas en hacerlo.